La asociación de vecinos “El Espartal”, de San Juan de Nieva, ha pedido en el Ayuntamiento de Castrillón que se retiren las bandas reductoras de velocidad de la calzada de la calle Río Narcea, por los problemas que ocasionan a los residentes.
La entidad vecinal que preside Juan Requena, sostiene que la calle Río Narcea solo la utilizan los residentes en ella y las bandas reductoras causan inconvenientes a los conductores para acceder a los garajes y por el ruido que producen al pasar un vehículo. La calle limita con las casas y con el pinar que separa las viviendas de la fábrica de Asturiana de Zinc (Azsa).