El titular del juzgado de lo social número 1 de Avilés condena a la empresa Asturiana de Zinc a convocar las plazas de cubrebajas con arreglo a los trámites recogidos en el convenio colectivo. La demanda, planteada por el sindicato USO, que ya ganó una similar en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, fue planteada al entender que el proceso de selección desarrollado por la empresa no benefició a los trabajadores verdaderamente legitimados para acceder a esas plazas.

Responsables del sindicato señalaron ayer que, en el transcurso de una reunión del comité de empresa en la que estaba presente el jefe de Recursos Humanos, la compañía comunicó su intención de recurrir el dictamen judicial en tantas ocasiones como fuera posible. Además, siempre según la versión del sindicato, el jefe de Recursos Humanos trasladó a los representantes de la plantilla la intención de la compañía de despedir a trabajadores que accedieron a los puestos de cubrebajas si tenía que repetir el proceso con arreglo a las especificaciones recogidas en el convenio colectivo.

La sección sindical de USO califica este hecho como “un auténtico chantaje. AZSA está tomando de rehenes a sus propios trabajadores y jugando con su miedo, con sus vidas, y el rescate que exige a cambio es el de incumplir el convenio y seguir asignado plazas de cubrebajas a dedo”, sostienen.

Por otro lado, responsables de la compañía han trasladado a los representantes de los trabajadores la convocatoria de una reunión de la comisión negociadora del convenio colectivo para el próximo día 3 de mayo. Las conversaciones quedaron en suspenso el pasado mes de febrero después de que el comité de empresa trasladase una propuesta a los responsables de la compañía para su estudio.