Un hostelero de Oviedo ha sido el adjudicatario de los bares que se instalarán en los recintos feriales de la Feria de San Isidro, las fiestas populares de Piedras Blancas y los festejos de San Adriano. La Concejalía de Turismo y Festejos de Castrillón había convocado hace unos días una subasta que se celebró ayer y a la que solo se presentó el adjudicatario. La puja partió de 2.000 euros y la adjudicación se realizó en 2.005 euros al presentarse solo un aspirante.

El adjudicatario gestionará el bar que se instalará en el recinto de la Feria de San Isidro que se celebrará en Piedras Blancas los días 18, 19 y 20 de mayo. Así como el bar de las fiestas de Piedras Blancas y del Día de Castrillón que tendrán lugar los días 29 y 30 de junio y 1 y 2 de julio. Las fiestas en San Adriano serán los días 7 y 8 de septiembre.

La Concejalía de Turismo y Festejos repartió las bases de la subasta en la asociación de comerciantes y hosteleros de Castrillón (Castricom) y en la Unión de Comerciantes de Avilés y Comarca (Ucayc), pero, según los resultados, las condiciones no animaron a los hosteleros de la comarca. Además del canon, el adjudicatario está obligado a financiar la contratación de un actuación en San Isidro por un coste superior a los 5.000 euros; otra en las fiestas de Piedras Blancas con un coste de 1.300 euros y otra en San Adriano por 4.500 euros.

El gobierno municipal de IU se extrañó de la poca expectativa que levantó la iniciativa entre los hosteleros pese a que “la inversión se recuperará seguro”.