La asociación de vecinos de Santa María del Mar reclama más vigilancia para los núcleos de la parroquia ante la oleada de robos en las viviendas que están alarmando a los residentes. Representantes de la entidad vecinal ya han mantenido reuniones con la concejala de Interior, Mayka Barros, con el objetivo de que gestione el incremento de la vigilancia policial.

Los últimos robos en Las Vallinas y Las Chavolas, han puesto nerviosos a los vecinos. Los ladrones entran en las viviendas por la noche, cuando los residentes están durmiendo. Ese proceder está alarmando a los vecinos que aún no han sido víctimas de los robos y temen ser los próximos.

La directiva de la asociación de vecinos de Santa María del Mar, sostiene que la desconfianza se está apoderando de muchos ciudadanos de la parroquia.

La vigilancia en las zonas rurales del concejo corre a cargo de la Guardia Civil mientras que las áreas rurales están bajo el control de la Policía Local. La Benemérita desarticuló el pasado mes de noviembre una banda por supuesto delito de robo con fuerza en las cosas. Los agentes detuvieron a tres personas de entre 25 y 31 años a los que pillaron “in fraganti” tras forzar la cerradura de un local hostelero de Piedras Blancas.

La asociación de vecinos de Santiago del Monte también reclamó hace unos meses más vigilancia policial, tras un asalto a una vivienda. Los hechos ocurrieron sobre las 10 de la noche y los propietarios no estaba dentro. Los autores del asalto revolvieron la casa y se llevaron algunos objetos. A finales de 2010, cuando se incrementaron los robos en las zonas rurales del concejo, fueron asaltadas tres viviendas en Naveces.

Santiago del Monte, Naveces y Santa María del Mar, no son las únicas parroquias que han sufrido en los últimos años las visitas de los ladrones. Los residentes en La Cangueta, La Torre y Teboyas, núcleos de la parroquia de Pillarno, también han sufrido varios robos en sus viviendas desde finales de 2010.