La rápida, decidida y contundente intervención de dos jóvenes evitó que una mujer se tirase ayer al mar desde la Peñona, en Salinas. Ocurrió en torno a las dos y media de la tarde. Los jóvenes paseaban por la zona, en la que se ubica el Museo de Anclas Philippe Cousteau, cuando observaron que una mujer se acercaba peligrosamente al acantilado. Tras las dudas iniciales, pronto se dieron cuenta de que tenía intención de arrojarse al vacío, y no se lo pensaron dos veces. Echaron a correr hacia ella, la agarraron y la apartaron del peligro, alejándola del acantilado.
Acto seguido llamaron a las fuerzas de seguridad. Rápidamente se desplazaron hasta allí varios coches patrulla de la Guardia Civil y de la Policía Local, así como una ambulancia del SAMU, que procedió a trasladar a la mujer a un centro hospitalario.
Mientras, los dos jóvenes recibían la felicitación de los agentes, conscientes de que su actuación evitó lo que con casi toda seguridad hubiera sido una tragedia.