La agrupación del PSOE de Castrillón eligió ayer en una asamblea extraordinaria a los cinco delegados que acudirán al congreso autonómico de la Federación Socialista Asturiana (FSA) que se celebrará en Gijón del 28 al 30 de este mes. A la asamblea acudieron también los secretarios de organización y de política municipal de la FSA, Jesús Gutiérrez y Adriana Lastra, respectivamente.

La asamblea contó con la participación de 29 militantes, el 20 por ciento del censo local que sólo por un voto aprobó la gestión de la FSA. de los 29 votos emitidos, 15 fueron a favor de la gestión de la ejecutivo, siete en contra y hubo otras siete abstenciones.

La FSA dirige la agrupación local desde hace dos años a través de la gestora que preside la concejala María Jesús Rossell y de la que forman parte el concejal y portavoz municipal, Manuel Ángel Fernández Galán y el también concejal, Bernabé Peña Ruiz. Fernández Galán es el único miembro de la gestora que forma parte de la delegación de cinco militantes que acudirá al congreso.

Una vez que concluya el congreso autonómico las agrupaciones locales deberán renovar las ejecutivas. El caso de Castrillón es más complicado que el de otras agrupaciones socialistas asturianas ya que partirá de cero al no contar con dirección local. La división de los socialistas castrillonenses quedó ayer patente una vez más, al rechazar la gestión de la ejecutiva regional que los militantes castrillonenses interpretaron en clave local y por la tardanza en elegir nueva ejecutiva.