La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (Cuota) ya ejecutó la sentencia judicial que da la razón a la asociación de vecinos “Amigos de Salinas” en relación a las viviendas de promoción pública de Salinas, según aseguró ayer la alcaldesa de Castrillón, Ángela Vallina. La entidad vecinal había recurrido la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Castrillón, aprobado por la Cuota, y que permitió la construcción de los pisos.

“El secretario de la Cuota, José Antonio Cullia, me comunicó que habían ejecutado la sentencia anulando la modificación puntual del Plan urbano y me dijo que la licencia de obra del Ayuntamiento de Castrillón es válida porque cumplía la legalidad en el momento en que se concedió”, señaló Vallina.

La alcaldesa explicó que el edificio ahora queda fuera de ordenación y que no se puede ampliar. “No tenemos ningún proyecto para ampliarlo y cuando tengamos que modificar el Plan urbano, incluiremos el inmueble”, dijo.

El juez, en la sentencia que emitió para resolver el recurso presentado por los vecinos de Salinas, sostiene que la construcción de los 92 pisos en la parcela de 5.000 metros cuadrados donde anteriormente se ubicaba la plaza de abastos “supone un incremento de población que no ha previsto el proporcional incremento de espacios libres o zonas verdes”.

“Amigos de Salinas” sostenía que las viviendas construidas por el Principado no eran equipamiento público, como exige el Plan urbano castrillonense.