La plataforma contra la contaminación de Chemastur entregó ayer en el Ayuntamiento de Castrillón 2.700 firmas de protesta contra las emisiones y malos olores que provoca la empresa y exigiendo a las administraciones públicas que obligan a la compañía a cumplir la normativa medioambiental. Mientras el presidente de la asociación de vecinos de San Juan de Nieva y portavoz de la plataforma, Juan Requena entregaba las firmas en el registro municipal, un grupo de miembros de la plataforma se concentró a la puerta del Ayuntamiento.

“Parece que estamos en un estado policial, no tenemos intención de atacar al Ayuntamiento”, protestaron los concentrados ante la presencia de agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Castrillón que vigilaron la concentración de los representantes de las 13 entidades que forman la plataforma.