El artista gijonés Marcos Arroyo inauguró ayer en el Valey la exposición “La agonía del destierro” con la que ganó el premio Astragal de 2011. La muestra puede visitarse hasta el 10 de diciembre, de lunes a sábados, de once a dos por las mañanas y de cinco a nueve por las tardes. La entrada es libre.