En el último pleno de Mayka Barros como concejala del Ayuntamiento de Castrillón -su renuncia es efectiva desde hoy, y será sustituida por María del Mar González- la corporación castrillonense debatió sobre la apertura de la mina de Arnao y también sobre la moción sobre el programa de teleasistencia domiciliaria, entre otras cuestiones.

Según explicó el portavoz del Partido Popular, Jesús Pablo González Nuevo, el PP votó en contra de la moción sobre la teleasistencia por considerar que es el Principado quien debe asumir el importe del programa, ahora que el Gobierno central ha suspendido el apoyo económico al mismo.

El PP también trasladó “la necesidad de que se agilicen los trámites para la apertura de la mina de Arnao, y que se contemplen las diferentes alternativas posibles”, ahora que una parte de los Fondos Feder ha sido abonada -quedan dos millones por cubrir, que ya ha adelantado el Ayuntamiento-, y entre en funcionamiento.

El pleno también aprobó una moción de urgencia en contra de las nuevas tasas judiciales.