Los presupuestos regionales han sido especialmente generosos con Castrillón. La partida de inversiones supera los 2,2 millones de euros, una inyección de dinero que permitirá concluir la nueva biblioteca de Piedras Blancas, reanudar las obras de saneamiento de la zona sur del concejo y abrir al público la nueva residencia de mayores y también la mina de Arnao. “Queremos inaugurarla en Semana Santa”, manifestó ayer la alcaldesa, Ángela Vallina, visiblemente satisfecha.

También hay fondos (200.000 euros) para completar la mejora de caminos en Las Chablolas y para la Fundación San Martín de ayuda a desfavorecidos (35.000 euros), además de una partida de 135.000 euros “que no es finalista, por lo que podremos destinarla a lo que creamos conveniente”, matizó Vallina.

Castrillón “ha sido uno de los concejos más favorecidos”, manifestó la alcaldesa, que vinculó tal situación “a las negociaciones que mantuvimos desde IU con el Gobierno regional. El resultado está ahí, y demuestra que todas las críticas que hemos tenido que aguantar estaban injustificadas”, añadió.

La rehabilitación de la mina de Arnao como atractivo turístico ha sido el proyecto bandera de las dos últimas legislaturas. Tras una inversión de más de cinco millones de euros las obras acabaron en agosto de 2011, pero faltaba el dinero necesario para afrontar los gastos de apertura y explotación.

Aunque en el capítulo regional de inversiones no figura ninguna partida asignada como tal, “hay 130.000 euros para financiar una nueva campaña de excavaciones arqueológicas en el Peñón de Raíces, lo que nos permitirá detraer la cantidad que a tal fin teníamos prevista en los presupuestos municipales y destinarla a la mina de Arnao. Abrirá en 2013”, recalcó Vallina, que no precisó fechas ni modo de explotación. “Todavía es pronto para eso”.

En similares circunstancias se encuentra la residencia de mayores de Palacio de El Villar. Con capacidad para 120 personas en régimen residencial, más otras treinta de día, su construcción, previa inversión de 4,8 millones, concluyó hace más de un año. El Principado le asigna 899.000 euros, “que se destinarán al mobiliario y a la contratación del personal, con gestión pública. También abrirá en 2013”, precisó la alcaldesa.

Igualmente llevan más de un año paralizadas las obras de construcción de la nueva biblioteca de Piedras Blancas y del saneamiento de la zona Sur, en este caso adjudicadas en 2010 en 4,3 millones de euros y paralizadas poco después de su inicio. El Principado les ha reservado 690.000 y 157.000 euros, respectivamente.