Los siete trabajadores de la subcontrata IMSA que el pasado fin de semana resultaron intoxicados durante las labores de mantenimiento de una planta de tostación de Asturiana de Zinc, en la fábrica de San Juan de Nieva, continúan hospitalizados. Fuentes hospitalarias han confirmado a este periódico que su evolución es favorable, y que todos reciben ya un tratamiento “neutralizante”, con motivo de su intoxicación y para tratar de contrarrestarla.

No hay tampoco más trabajadores afectados por la intoxicación que se hayan desplazado hasta el Hospital San Agustín presentando síntomas similares, algo que en un principio los especialistas no descartaban por desconocer la vía de intoxicación, aunque también habían explicado que la sintomatología sería mucho menor según hubiesen transcurrido más días después del accidente.

En un principio estaba previsto que ayer pudiese recibir el alta médica uno de los ingresados en el Hospital San Agustín, pero el tratamiento será “largo” y los especialistas han preferido monitorizarlo desde el hospital. Por este motivo, y por el momento, no está previsto que sean dados de alta en los próximos días, a la espera de los análisis que determinen los niveles de mercurio que presentan en sangre. Está previsto que los resultados de los análisis se conozcan durante el día de hoy, o como muy tarde el lunes.

Por otro lado, todo parece indicar que los síntomas de la intoxicación comienzan a remitir, y que los trabajadores hospitalizados, según sus propios testimonios, parecen encontrarse mejor. En un principio, antes de saber que su cuadro médico podría deberse a una intoxicación por metales pesados, los propios intoxicados sospechaban que podrían tener gastroenteritis, y en un principio alguno de ellos llegó a recibir tratamiento en ese sentido tras pasar por el centro de salud con esos síntomas.

Fuera del hospital, sigue la investigación oficial para determinar las causas del accidente, registrado el fin de semana. Esta semana, desde Inspección de Trabajo y el Instituto Asturiano de Prevención se desplazaron a las instalaciones de la fábrica para entrevistarse con los responsables de la subcontrata, con el personal de prevención del comité de empresa y también con los compañeros de los afectados.

Según había explicado el presidente del comité de empresa, Roberto Suárez, de SITAZ, la investigación seguiría su curso a la espera de los resultados médicos y de los plazos marcados por los responsables. Los trabajadores se encontraban realizando tareas de mantenimiento en la planta IV de tostación, que llevaba cerca de diez días paradas por este motivo, algo habitual en el funcionamiento de las instalaciones. En total, cerca de 90 personas han trabajado en estos últimos 10 días en el mantenimiento y revisión de la misma.