Noticia de La Nueva España

Una castrillonense está desesperada tras comunicarle en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) que tiene que esperar más de seis meses para realizar las pruebas necesarias para valorar su tratamiento tras una intervención quirúrgica que le realizaron el pasado mes de octubre. La mujer M. E. I. I., vecina de San Adriano, fue operada de hernia cervical en el HUCA en octubre. Cuando le dieron el alta hospitalaria la citaron para una revisión el 12 de diciembre.

“Cuando fui el 12 de diciembre al HUCA se extrañaron. Yo intenté que me agilizaran las pruebas porque hasta que no tengan los resultados de la resonancia magnética y de la electromiografía no me pueden valorar, pues bien me dieron hora para esas pruebas para el próximo mes de junio”, explicó ayer.

La mujer se siente desprotegida y sin saber a quién recurrir por eso ayer explicó su caso al concejal de Bienestar Social de Castrillón, José Luis Garrido. “Después de la operación con las placas no tuve problemas pero el brazo derecho no lo puedo mover”, manifestó.