Noticia de La Nueva España

La mina de Arnao es otro de los focos turísticos de Castrillón. Mientras arrecia la polémica por el cierre del museo de la mina, que solo estuvo cinco meses abierto al público, IU al frente del gobierno municipal confía en adjudicar de nuevo la gestión una vez se apruebe el presupuesto municipal. Además, de los más de 656.000 euros del capítulo de inversiones, 40.000 serán para la construcción de una urna de cristal en la que meter la locomotora “Eleonore” que actualmente está en el Museo del Ferrocarril de Gijón. “La locomotora no se puede instalar dentro del museo, hay que dejarla en el exterior. Vamos a protegerla instalándola en una urna de cristal para evitar que el salitre y también el vandalismo afecten a la máquina, pues la rehabilitación costó 60.000 euros y se pagó con dinero público”, señaló la alcaldesa, Ángela Vallina.

Además, el Ayuntamiento recibirá una aportación de 356.000 euros que la Unión Europea (UE) ha concedido al municipio a cargo de los fondos FEDER. Ese dinero corresponde a proyectos de otras zonas con cargo a los FEDER que no se ejecutaron y se destinará a rehabilitar más galerías de la mina de Arnao. “Esa cantidad no está consignada en el presupuesto de 2014 a la espera de recibirla”, indicó la concejala de Hacienda y Patrimonio, Yasmina Triguero.

La recuperación de la mina de Arnao costó cinco millones de euros de los que la UE aportó 3,5 millones y el resto, el Ayuntamiento. Asimismo, el pasado mes de diciembre se abrió un nuevo tramo de galería de 25 metros que se restauró con dinero municipal y costó 45.000 euros. El nuevo recorrido se suma a los 100 metros de túneles abiertos al público el pasado 30 de julio.