Noticia de La Nueva España

La compañía vasca “Kulunka Teatro” presentó su espectáculo “André y Dorine” en el Reino Unido, en el Festival de Birmingham de 2011. Y se llevó el premio del público. Desde entonces, ha movido el montaje por todo el país recogiendo aplausos y admiraciones (últimamente, en el teatro Fernán-Gómez de Madrid). La gira de un montaje tan singular como este recala el próximo día 21 en el centro cultural Valey de Piedras Blancas.

La singularidad de “André y Dorine” está en que los dos personajes no pronuncian una sola palabra durante la función. Y es que no precisan de ellas para comunicarse. Los dos personajes forman un matrimonio anciano. Ella es música y él, un escritor de reconocido prestigio en horas bajas. Los actores se transforman en marionetas y, sin hilos, afilan una historia de amor olvidada que se mueve entre las notas del chelo de ella y el golpeteo de la máquina de André. Garbiñe Insausti, José Dault y Edu Cárcamo son los tres actores de “André y Doriné”, un montaje que también firman junto a Iñaki Rikarte y Rolando San Martín. Rikarte es el director del montaje y en el programa de mano declara: “” André y Dorine”, es una montaña rusa de risas y llantos, que sin una sola palabra y con el poder de la máscara, camina entre el drama y la comedia, entre la vida y la muerte, el amor y el olvido”.

La compañía nació en 2010, en Euskadi. Garbiñe Insausti (1981) y José Dault (1976) la fundaron con la inquietud de experimentar con diferentes lenguajes escénicos. Todo ello, sin olvidar la idea de hacer un teatro accesible para el público. Y van acertando: en Birmingham y también en Cuba.

“André y Dorine” es un espectáculo que está recomendado por la Red Nacional de Teatro. Las entradas cuestan 10 euros. La programación teatral del centro cultural Valey contó la semana pasada con el monólogo “Cómico”, de Rafael Álvarez “El Brujo”.