La asociación de vecinos “Amigos de Valdiellas” reclama al gobierno municipal que la Policía Local controle los desmanes que ocasionan en el barrio “un grupo de niñatos moteros”. Los vecinos han denunciando ante la concejala de interior, Mayka Barros, los problemas que les ocasionan los motoristas “que nos roban la paz y la armonía con alevosía y nocturnidad”.

La asociación vecinal se queja de los ruidos que ocasionan con los tubos de escape a cualquier hora del día y de la noche.Los afectados reclaman que la Policía Local vigile que las motos se aparcan en los lugares reservados para ello, que los vehículos tengan pasada la ITV.

Los residentes aseguran que han intentado solucionar el problema hablando con los conductores de las motos pero no lo han conseguido.