La playa de Salinas se llenó ayer de medusas “clavel”, cuya picadura apenas produce hormigueo. Las altas temperaturas registradas durante el fin de semana favorecieron la llegada de los animales marinos, que acompañaron a los bañistas junto a la orilla del mar.