El Ayuntamiento de Castrillón ha suprimido las becas a deportistas aficionados, que durante los últimos veinte años se concedían a aquellos que hubieran obtenido resultados relevantes durante la temporada anterior.

La convocatoria estaba dotada con un importe máximo de 10.000 euros, y la entrega se realizaba en el marco de la gala del deporte, junto a los premios al mejor club del año y a la mejor promoción. La gala, que tradicionalmente se celebraba en diciembre, y los premios también han sido suspendidos. “Intentaremos celebrarla en enero, con otro formato”, manifestó el concejal del área, Juan Alberto Fernández, quien enmarcó la decisión de suprimir las becas en las restricciones presupuestarias.